Cilindro de alta seguridad TESA TK-100 antibumping con escudo integrado en el rotor

Los cilindros TK100 están equipados con sistemas de protección exclusivos. Esta nueva versión incorpora, además de la patente de sistema, que le otorga la categoría de incopiable, un novedoso sistema de combinación orbital que supera con creces el grado máximo de seguridad relativa a la llave que especifica la normativa europea.

Además, gracias a este nuevo concepto de fabricación, el TK100 mejora notablemente frente a métodos de apertura no destructivos (bumping, ganzuado..) 

Además, y con objeto de ofrecer el grado máximo de seguridad en toda su extensión, esta nueva versión de cilindro incorpora protecciones excepcionales contra el taladrado. Porque además de incorporar múltiples pasadores antitaladro de metal duro, se monta con un escudo integrado en el rotor. Con este sistema, TESA comienza una nueva andadura que marcará el futuro de toda la gama de cilindros.
Características
 »  Tipo de llave: Plana, incopiable y patentada.

»  Número de filas : 2
»  Nº de pitones: 10
»  Tecnología: DROP multi-punto (Exclusiva TESA)
»  Combinatoria: Supera ampliamente el grado 6 de la norma
.»  Amaestramientos: Capacidad superior sin necesidad de utilizar pitones pasivos.
»  Resistencia a la corrosión y temperatura: Grado C»  Antibump avanzado.
»  Protección superior contra el ganzuado.
»  Protección antitaladro superior al grado máximo especificado en la norma europea.
»  Rotor antiextracción.
»  Puente del cuerpo reforzado en acero, de serie.
»  Resistencia: 200.000 ciclos.
»  Embrague de doble seguridad, de serie.
»  5 llaves de cuello estrecho por cilindro.
»  Nuevo diseño de llave ergonómico.
»  Copia de llaves y cilindros protegidos a partir de tarjeta de propiedad.
»  Certificado según norma EN 1303.

Amaestramiento
La nueva tecnología exclusiva que TESA ha conseguido patentar otorga al TK100 los niveles de seguridad más altos que podemos encontrar en el mercado. Por eso, el TK100 es el cilindro ideal para instalaciones amaestradas. No importa el tipo de amaestramiento requerido. El TK100 conseguirá, con creces, solucionar todo tipo de planes de cierre.