Cerradura del coche congelada ¿ Que hacer ?

Uno de los problemas más comunes en invierno es la congelación de cerraduras de los vehículos, especialmente si el coche se estaciona en el exterior y nos vemos afectados por temporales de nieve.

Aquí van unos consejos que nos ayudarán a desbloquear la cerradura y/o las puertas en caso de que éstas se encuentren literalmente "pegadas" a las juntas de goma.

Cerraduras
- Con un encendedor calentar la llave (no es necesario calentarla demasiado, teniendo en cuenta que hoy en día la mayoría tienen componentes electrónicos) e introducirla lentamente en el cilindro. El calor se transmitirá por contacto al mecanismo interior de la cerradura y se liberará.
Es preferible hacerlo varias veces a sobrepasarnos con el calor aplicado a la llave.
Se habla mucho de introducir anticongelante o alcohol en el cilindro. El sistema funciona, pero yo personalmente pienso que cuantas menos sustancias se añadan a las cerraduras mejor será su rendimiento, exceptuando el polvo de grafito para su engrase.No obstante si no tenemos nada mas a mano esa podría ser una solución de emergencia.

Puertas
- En caso de que las gomas se hayan "pegado" a las puertas debido a la congelación lo primero que haremos será empujar fuertemente ésta hacia adentro, nunca hacia afuera, porque podemos dañar las juntas. Repitamos esta operación varias veces empujando y tirando suavemente de ella.
Lo más probable es que con ese juego consigamos romper la capa de hielo que se ha formado entre ellas y podamos abrir sin dañar en absoluto la estanqueidad de la puerta. En caso contrario no tendremos más remedio que aplicar calor local con mucho cuidado.
Una forma de prevenir esa congelación es aplicando a las juntas una pequeña capa de silicona neutra en spray. En la mayoría de los casos suele funcionar.

Y ya solo cabe esperar que tengamos suerte y no tengamos que poner en práctica estos consejos...